Un reciente artículo científico nos muestra un resultado preliminar sobre los beneficios y mejoras a corto plazo del ejercicio aeróbico para pacientes con deterioro cognitivo vascular (enfermedad isquémica de los vasos pequeños que se caracteriza por deterioro cognitivo).

En esta investigación se estudiaron 70 pacientes (sobre 74 años de edad) donde se les programó una tabla de ejercicio de tres sesiones de 1 hora por semana durante 6 meses.

Se pudo comprobar que el grupo que realizaba el ejercicio tenía una mejora a corto plazo en el comportamiento cognitivo, en la capacidad cardiovascular general y la presión arterial diastólica en reposo. Estos resultados beneficiosos no se mantenían a los 12 meses (es decir 6 meses después de haber finalizado el ejercicio). Por tanto grarantizar el mantenimiento y cumplimiento de un programa de ejercicio aeróbico podría traer consigo beneficios a largo plazo en pacientes con esta patología

 

NEJM Journal Watch  Jennifer Rose V. Molano, MD reviewing Liu-Ambrose T et al. Neurology 2016 Oct 19.