Las relaciones sociales son una fuente fundamental de bienestar y de felicidad, en la misma medida que están asociadas positivamente a una buena salud mental y física. Tener alguien con quien compartir problemas y alegrías es uno de los factores que intervienen positivamente en nuestro sentimiento de felicidad.

Más información en sabervivir.es