Un reciente estudio de Investigación de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) publicado en la revista American Journal of Preventive Medicine ha relacionado algunos hábitos saludables en personas mayores con la menor utilización de varios servicios sanitarios.

Los resultados de este trabajo demuestran que la combinación de varios hábitos de vida saludable en personas mayores de 60 años se asocia con la mitad del riesgo de polifarmacia, visitas frecuentes al médico de atención primaria y hospitalización. Los hábitos saludables que se estudiaron fueron: no fumar, ser físicamente activo, seguir una dieta mediterránea, dormir 7-8 horas al día, estar sentado menos de 8 horas al día y no vivir solo.

Para realizar este estudio se reclutaron entre 2008 y 2010 una cohorte de  2519 personas mayores de 60 años, estudiando en ellos hasta 2012-2013 diferentes aspectos de utilización de servicios sanitarios como tomar más de 5 medicamentos al día, visita la médico de atención primaria (1 vez al mes o más), o especialista (más de 1 vez al año) y haber estado hospitalizado al menos una vez en el último año.

A excepción de las visitas al especialista, los investigadores observaron una reducción significativa en la utilización de servicios sanitarios con el aumento del número de hábitos saludables:  “Comparando los participantes que no cumplían ningún hábito saludable o sólo uno, los que cumplían 5 o 6 tuvieron la mitrad de riesgo de polifarmacia, de visitas frecuentes a la atención primaria y de hospitalización”.

Tenemos que pensar que la reducción en polifarmacia es importante ya que con esto se disminuye el riesgo en los pacientes de tomar de manera errónea la medicación, y aumenta la adherencia al tratamiento. Además la minoración de visitas a atención primaria y hospitalización es importante para mejorar la atención por la menor carga de trabajo, listas de espera más cortas y una reducción de las complicaciones que conlleva la hospitalización.

Estos datos tienen gran importancia clínica y en salud pública por la disminución del gasto sanitario asociado al uso de los servicios sanitarios en personas mayores, por tanto promover estos hábitos sería una estrategia para el ahorro en este aspecto.

Hernández-Aceituno A, Pérez-Tasigchana RF, Guallar-Castillón P, López-García E, Rodríguez-Artalejo F, Banegas JR. Combined Healthy Behaviors and Healthcare Services Use in Older AdultsAm J Prev Med. Doi: 10.1016/j.amepre.2017.06.023.

Enlace página de Universidad Autónoma de Madrid https://www.uam.es/ss/Satellite?c=UAM_NotCientific_FA&cid=1446755724827&language=undefined&pagename=UniversidadAutonomaMadrid%2FUAM_NotCientific_FA%2FUAM_notCientific&pid=1234886344485&title=Los+adultos+mayores+que+combinan+varios+h%C3%A1bitos+saludables+utilizan+menos+los+servicios+sanitarios