El yoga y la meditación pueden servir para algo más que para sentirse relajado según un artículo de la revista TIME. Un nuevo estudio científico sugiere que estos y otros ejercicios de mindfulness pueden revertir los cambios vinculados con el estrés en los genes relacionados con la mala salud y la depresión.

Esta investigación publicada en Frontiers in Immunology, estudia los efectos biológicos de la meditación, yoga, ejercicios de respiración, Qi gong y Tai Chi.

Los autores concluyen en que estos ejercicios mente-cuerpo parecen suprimir la expresión de genes y vías genéticas que promueven la inflamación.

En la Sociedad actual, en la que el estrés es principalmente psicológico, la respuesta inflamatoria del cuerpo puede llegar a ser crónica y puede perjudicar la salud física y mental.

Los investigadores encontraron que las personas que practicaban estas actividades con regularidad tenían menos signos de inflamación, incluyendo una disminución de la producción de proteínas inflamatorias.

Este es un campo relativamente nuevo de investigación, y es probable que se puedan obtener beneficios similares con otros cambios en el estilo de vida como la alimentación saludable y el ejercicio.

Buric (autora de la investigación) afirma que los estudios existentes sugieren que las intervenciones mente-cuerpo “hacen que el cerebro guíe nuestros procesos de ADN a lo largo de un camino que mejora nuestro bienestar “. También enfatiza que los genes heredados no son estáticos y que la actividad del ADN puede depender de las cosas que las personas pueden controlar: “Al elegir hábitos saludables todos los días, podemos crear un patrón de actividad génica que sea más beneficioso para nuestra salud”, “incluso con 15 minutos al día de mildfullness”

What Is the Molecular Signature of Mind–Body Interventions? A Systematic Review of Gene Expression Changes Induced by Meditation and Related Practices

Ivana Buric, Miguel Farias, Jonathan Jong, Christopher Mee, Inti A. Brazil.

http://time.com/4822302/yoga-meditation-genes-stress/