Un artículo de la revista TIME ha publicado este pasado 6 de febrero una noticia sobre la alimentación más adecuada cuando se tiene la gripe. En dicha noticia comentan que no hay comida o bebida que haga desaparecer los síntomas de manera “mágica”. Pero que una buena hidratación y una alimentación con los nutrientes adecuados, puede ayudar a aliviar el malestar y a una recuperación más rápida.

Dos nutricionistas informan de cuáles son los alimentos más fáciles de digerir y de tomar ya que durante la gripe, posiblemente disminuya el apetito:

1. BEBIDAS ELECTROLÍTICAS: Mantenerse hidratado es muy importante cuando se tiene la gripe (especialmente si se suda debido a la fiebre). Beber agua es la solución más sencilla, pero añadir una bebida deportiva/rica en electrolitos o agua de coco puede ayudar a garantizar que se reponga el sodio, potasio y los líquidos.

2. TÉ VERDE: Otro modo de mantenerse hidratado es con el té verde caliente. Ingerir bebidas calientes, puede ayudar a abrir las vías respiratorias. Además el té verde es rico en antioxidantes y si se añade un poco de miel, puede ayudar a calmar los dolores de garganta y a aliviar la tos.

3. SOPA DE FIDEOS CON POLLO: El caldo salado ayuda a hidratar y a reemplazar el sodio perdido, las verduras proporcionan vitaminas y minerales y el pollo las proteínas (para recuperar fuerzas). Incluso se sugiere que el aroma puede aflojar la mucosidad y despejar los conductos nasales y también que la sopa ayuda a los glóbulos blancos a combatir la enfermedad.

4. JUDÍAS VERDES O GUISANTES: Una proteína alternativa pueden ser las judías verdes o los guisantes cuando no apetece tomar carne. Al igual que el pollo, también son deliciosos en sopas y estofados.

5. FRUTAS Y VERDURAS DE COLORES BRILLANTES: Es especialmente importante ingerir antioxidantes para mantener saludable el sistema inmune. Se recomienda la elección de productos con colores intensos, como pimientos, naranjas y bayas.

6. ZUMO DE NARANJA: El zumo de naranja es una buena fuente de vitamina C, pero tomar demasiado puede provocar molestias intestinales ya que el cuerpo sólo puede absorber una determinada cantidad. Recomiendan ingerirlo en pequeñas cantidades y mezclarlo con agua.

7. TERNERA: Aporta zinc, un nutriente que ayuda a regular el sistema inmune. Unas adecuadas fuentes de zinc también son las ostras y las gambas, aunque el marisco no es tan apetitoso cuando estás enfermo. También aporta vitamina B.

8. DIETA BLANDA: Si tienes náuseas, los alimentos blandos son más fáciles de tolerar por el estómago. Estos alimentos pueden ser: plátanos, arroz, zumo de naranja, tostadas…

9. CEREALES: Elevan los niveles de vitamina B12, la cual ayuda a aumentar tú energía. La vitamina B12 también se encuentra en los huevos, la carne, el marisco y en los lácteos.